RSS

CASTELLÓ BRAVO, Gastón

11 Ene

gaston 001

NACIMIENTO: Alicante, 1901-1986

ESTILO PICTÓRICO: El sentimiento costumbrista arranca de sus variadas y numerosas construcciones de Hogueras. Acabada la guerra civil y encarcelado en la prisión alicantina se destapa como magnifico acuarelista.

Pintor mediterraneo por excelencia, fue capaz de captar el claro despertar del quehacer cotidiano y marinero, infundiendo a todas sus obras una esencia sosegada que dignifica el ejercicio habitual de las gentes humildes.

Reflejó una y otra vez los temas populares, engranado y modelando las características folcloricas de cada uno de los numerosos pueblos de la provincia.

Es aficionado a las grandes dimensiones muralisticas.

Tiene una depurada técnica al óleo, con un gran dominio de la línea. Gastón sigue el camino de la proporción y la armonia

INFLUENCIAS PICTÓRICAS: Discipulo de Fernando Cabrera, de él recibió formación academica y aprendió las técnicas que utilizó posteriormente en sus obras: La rigurosidad del dibujo al natural, la entonación y la aplicación del color y la dureza del trabajo cotidiano. A partir de aquí sera autodidacta

Viviendo una temporada en Suiza con el Pintor Joseph Lachat inicia su trabajo más característico : El mosaico. Logro valores cromáticos insospechados

Es posible que le quedase por siempre las influencias  del gran maestro mejicano Siqueiros, al que conoció Gastos en uno de sus innumerables viajes.

Estilo e influencias obtenidos datos de : libro Gastón Castelló de Manuel Más Calabuig

BIOGRAFÍA: es interesante exponer directamente su propia «autobiografía», tal y como el mismo artista, de un modo sencillo y sincero la llegó a relatar:

«Nací en Alicante. Tengo 77 años de edad. Mi padre era jefe mecánico de una fábrica de conservas llamada «Las Palmas», situada junto a la playa de Babel. Allí vi  mis primeras luces, al igual que mis tres hermanos.

Desde muy niño sentí gran inclinación por el dibujo, especialmente, de temas populares. En la citada fábrica, me divertía dibujando a las mujeres que pelaban tomates o desgranaban guisantes; dibujos ingenuos que mi familia guardaba cuidadosamente.

Un día, acompañado de mi padre, fui en diligencia a Alcoy: ocho horas de viaje por carretera polvorienta. Recuerdo que, a la salida de Alicante, el tranvía a vapor de Muchamiel caminaba despacito junto a nosotros.

Mi progenitor, cargado con mis dibujos, quería presentarme al amigo de su juventud, al ilustre pintor don Fernando Cabrera.

Parece ser que le gustaron. El maestro dijo a mi padre:
“Deja pasar algún tiempo, y, aunque no admito alumnos, con tu hijo haré una excepción”.

En efecto; a los 17 años de edad, marché a Alcoy para pintar bajo la tutela de Don Fernando Cabrera.

Por las noches, acudía a estudiar dibujo en la Escuela de Artes y Oficios, llamada «Casa de la Bolla».

gaston castello-estudio en benalua

En 1921, Emilio Varela me invitó a exponer con él, cuando la prensa acababa de decir de este pintor: «Es un mocetón fornido que pinta igual que él es».
La exposición se celebró en el Centro de Escritores y Artistas, y a ella se sumaron los pintores alicantinos Marced, Ferrari, Casteig y Sereix.

Me sentí feliz al leer por vez primera mi nombre en letras de molde en la crítica elogiosa que, firmada por Luis de Salvador, me dedicó el diario «El Tiempo».

gaston2

En 1924, me encargaron un cartel anunciador de la Olimpiada Levantina, y, con su importe, me trasladé por primera vez a la capital de España, donde me enfrenté seriamente con la vida.

Para subsistir, trabajaba como dibujante en agencias de publicidad. Y, ya que, por carencia de medios económicos, no me era posible cursar estudios en la Escuela de San Fernando, acudía por las noches a las clases gratuitas que se daban en el Círculo de Bellas Artes, que contaba con modelos vivientes.

No obstante, las dificultades, en 1926 y sin subvención alguna marché a París, donde resolvía los problemas más perentorios sirviendo encargos publicitarios y reproduciendo obras del Museo Jeu de Paume, cuadros que yo vendía en Montmatre, además de los que vendían los propios empleados del museo.

La técnica de los impresionistas, estudiada muy a fondo, influyó poderosamente en mi forma de pintar.

A partir de los años treinta, mi vida se sintió favorecida.

En Alicante habían surgido «Las Hogueras de San Juan», lo que motivó mis viajes regulares a la terreta unos cuatro meses anuales con el fin de construir dos «fogueres», cuyos beneficios económicos me permitían regresar a París y estudiar con mayor holgura.

Las Hogueras me divertían sobremanera, pero sólo significaban para mí, grandes bromas artísticas que me permitían expresarme a mi gusto con figuras estilizadas, cuyos resonantes éxitos se traducían en sendos premios pagados en monedas de plata.
(A quienes hablan con desdén de la Hogueras debo decirles que en ellas practiqué la escultura, la pintura al fresco, los temples de huevo, la caseína, etc ).

Me censuraron que utilizara cuadros de calidad artística en la foguera por considerarlo pedante, aunque, en verdad, aquellas obras no eran más que ensayos.

La guerra civil acabó con mi perfecta organización. El conflicto estalló acabadas mis «fogueres» de 1936, cuando preparaba nuevo viaje a la capital de Francia, del que naturalmente desistí.

Alicante comenzó a vivir tiempos de angustia. Yo, afiliado en el sindicato de pintores, me dedicaba a pintar balcones y puertas. Luego, me dedicaron a confeccionar retratos de gran tamaño de Largo Caballero, Azaña, Lenin, Negrín, etc., que eran utilizados en mítines y otros actos políticos.

Tal fue mi única dedicación artística durante la guerra; pero como el vivir en la capital alicantina se hacía casi imposible a causa del hambre y de los bombardeos, emigré a Albacete, donde conseguí contrato en una compañía de circo. Aquí pinté caras y cuantos objetos se estropeaban, además de actuar en la pista con el payaso Popy.

Con el circo y comiendo pan blanco y buenas carnes, desconocidas en Alicante, recorrí alegremente casi todos los pueblos de la Mancha.

gaston castello presos republicanosRepublicanos presos en el patio del Reformatorio de Adultos de Benalúa. Entre ellos, Gastón Castelló, Eusebio Oca, Vicente Olcina, Ricardo Fuente y José Juan (Foto de Enrique Giménez).

Al término de la contienda., en 1939, fui encarcelado en mi ciudad nativa por supuesto dibujante subversivo, y, lejos de considerar la prisión como castigo, aproveché el tiempo de recluso para plasmar cuanto se presentaba a mi vista.

Por falta de espacio, no me era posible pintar al óleo: caballete, cuadros, paleta y tubos molestaban y manchaban a los demás. De esta circunstancia brotó mi dedicación a la acuarela, técnica que llegué a dominar gracias a la práctica diaria. Los temas me producían honda impresión.

 Durante el frío invierno de 1939 compuse escenas de grupos de presos envueltos en mantas o en andrajos, inverosímilmente acurrucados unos sobre otros, y cubiertas las cabezas con sacos o toallas.

Verdaderamente, mis dieciocho meses de cárcel constituyeron par mí una felicidad a causa de poder contar a todas horas con centenares de modelos vivientes, bien dispuestos a posar, ya en la cola del rancho, bien tatuándose, unas veces durmiendo a pierna suelta y otras jugando en el patio.

A finales de 1940 me concedieron la libertad. Parte del año siguiente lo pasé en el norte de África, en Bolsada, donde realicé diversas obras inspiradas en las Ouled-Naíls o singulares bailarinas desnudas del desierto.

Esta obra la expuse en Argel, junto a mis amigos pintores argelinos pertenecientes al grupo «Artistes de la France d’outre mer», en la Sala Pierre Bordes.

Durante 1943 viví una temporada en Suiza, invitado por el pintor Joseph Lachat. Aquí amanecieron mis aficiones al mosaico, al observar la extraordinaria importancia que tiene este arte tanto en Suiza como en otros países que visité por entonces.

Más tarde, en México, pude apreciar las importantes pinturas murales y grandes mosaicos de los tres colosos mejicanos: Diego Rivera, Orozco y Siqueiros, amigo mío, recientemente fallecido.

gaston castello campo ciudad gaston castello -el puerto gaston castello hijo gaston castello la despedida gaston castello- la madre gaston castello mural estac.autobuses-construccion gaston castello murales est.autobuses gaston castello murales estac.autobuses gaston castello recostada hacia el mar- calpe gaston castello

Desde mi época helvética, alterné el mosaico con la pintura.

Jamás concurrí a concurso alguno, porque mi obra es, en gran parte mural. Confieso que siempre me atrajeron las grandes superficies, por lo que, en este sentido, tengo gran obra ejecutada en centros oficiales, Bancos, Cajas de Ahorros, Iglesias y particulares.
Mi mayor mosaico, llamado «El mundo del trabajo», se halla en el edificio del diario «Pueblo», de Madrid, realizado en 1964. Mide 75 metros cuadrados y, en él, tuve que trabajar a increíbles marchas forzadas.

El contrato, firmado por Emilio Romero, director a la sazón del periódico, me exigía su ejecución en menos de dos meses, porque estaba previsto que Franco inaugurara aquellas nuevas instalaciones periodísticas el 1 de octubre. La cláusula 5.a decía: «El plazo de entrega es perentorio, en el sentido de que si no estuviera dicha obra terminada el veintiséis de septiembre, perdería don Gastón Castelló el derecho a percibir la cantidad del precio que se fija, y tendría que reintegrar inmediatamente las cantidades que hubiese recibido a cuenta».

Busqué a nueve hombres: tres para cortar el mármol y seis para pegar las piedras con cemento. Yo dibujaba día y noche las veinte grandes figuras, y ellos me seguían. El 26 de septiembre se terminó la obra con gran regocijo por parte de todos.

De mis mosaicos, siguen a éste en importancia los del aeropuerto del Altet, uno dedicado al Misterio de Elche y el otro a exaltar la provincia alicantina, Mutua Unión Patronal, Diputación, etc.

He viajado por distintas partes del mundo, y siempre he intentado plasmar tanto los tipos indígenas como los exóticos paisajes. Así me ha sido posible captar figuras asiáticas, africanas, escandinavas, sudamericanas y centroamericanas, quedando en todos estos países gran parte de mi obra…»
Esta «Autobiografía» del propio Gastón Castelló explica los pasajes y hechos más destacados de su andadura artística. Como él mismo comenta, a partir de los años treinta su vida se sintió favorecida por dedicarse a construir fogueres, cuyos beneficios le permitieron viajar a París para seguir su trayectoria como pintor.

En 1933, en una fotografía remitida a su primo René, donde el artista posa al lado de una colosal figura de su hoguera «El mundo de las imperfecciones», al dorso de la misma el artista escribirá: «Podrás observar, René, que no está esta figura “pas encore finie elle a beacoup” de faltas de dibujo pero no vale la pena hacerlo mejor ¡Es para quemarlo! Yo sólo me ocupo de hacer una línea elegante “et ríen de plus”. Una «línea elegante» que el artista dará a sus construcciones de hogueras (con diferentes pinturas y elementos de art-decó) que será determinante para que las hogueras de Alicante, con artistas como Gastón Castelló, adquieran una clara diferenciación estilística respecto a las fallas valencianas.

Nuestro artista realizaría hogueras desde el mismo año de la creación de este tipo de festejos en 1928: «Parada y fonda» (obra simbólica de carácter nai’f, en colaboración con Marced y Such Roca) a la que le seguirán, posteriormente, muchas otras («Els cinc sentits d’Alacant», «Els enemics de l’ánima alicantina», «El camp y la ciutat», etc.) que le darán a este creador un gran prestigio y popularidad entre los aficionados a las fiestas de las hogueras.

gaston castelló y les fogueres 3 gaston castello y les fogueres 2 gaston castello y les fogueres1

El espíritu un tanto inquieto del artista le llevará a efectuar viajes por numerosos lugares del mundo a fin de captar con sus apuntes y cuadros las particularidades de esos sitios. Francia, Argelia, Suiza, Asia, Escandinavia, América Central, etc. fueron lugares del planeta que el infatigable Gastón visitó, originando una obra variada en la que el paisaje como género adquiere un protagonismo fundamental. No obstante, el paisaje y la tierra que verdaderamente el artista amaba con pasión era su «terreta», reflejando en sus óleos y, sobre todo en sus acuarelas, la variedad y particularidad de los pueblos y los habitantes de la provincia, lo que le convierte a Gastón en un verdadero cronista plástico del paisaje y de las gentes de Alicante.

Sus viajes a París, y el interés por conocer las manifestaciones de su tiempo, le hicieron acercarse a ciertas posturas de vanguardia en los años veinte, con una aproximación igualmente a un impresionismo de carácter cezanniano como lo manifiesta el tratamiento y construcción de la pincelada en muchos de sus trabajos. En la postguerra, su acomodación a unas circunstancias contextúales concretas, le llevaría a realizar obras de encargo en muchos casos de una cierta estilización decorativa, practicando una pintura con temas esencialmente populares y costumbristas. Conseguiría en las «Exposiciones de la Diputación Provincial de Alicante» de 1951 y 1952 sendas Medallas de Plata. Y entre 1956 y 1958 el suplemento dominical del diario «Información» publicaría una serie de dibujos llamada «La Provincia en el lápiz de Gastón Castelló».

gaston castellomuraldiputacion-alicant

De entre su amplia producción, aparte del mural realizado para el ayuntamiento de Alicante, sobre la construcción del mismo, y otros llevados a cabo para la Estación de Autobuses de Alicante, son destacables obras como «Emigrantes», «La Anunciación», «Romería de la Santa Faz», «Haciendo bolillos», «Poemas del Mar», «Familia que ahorra», «Día de Pascua» o «Baile en Romería», donde el artista refleja sus preocupaciones temáticas y su sello expresivo.

gaston castello murales estac.autobuses gaston castello murales est.autobuses gaston castello mural estac.autobuses-construccion
La personalidad de nuestro artista (el «Infante Gastón» le llegaría a llamar el crítico de arte Ernesto Contreras) revela la de un ser, hombre-niño, de una infrecuente sensibilidad y ternura. Su gran sencillez le llevaría a relacionarse con todo tipo de gentes. Y esta fresca humildad y naturalidad se reflejará en sus cristalinas composiciones plásticas con una refinada belleza.

Su espíritu bohemio le hizo vivir de un modo un tanto desorganizado y desprendido. Solidario con muchos otros pintores y discípulos, participó en numerosas tertulias de artistas (como las desarrolladas en el chalet del pintor Jorge Franch Cubells, a las que asistían otros pintores más jóvenes). En sus trabajos estamos ante obras sinceras y felices que expresan la calma y armonía de sí mismo y del entorno que refleja. Tal y como el mismo artista confesaría: «En mi tierra natal, vivo gozando de la paz y diafanidad de nuestro privilegiado ambiente».

Más tarde, con toda justicia, En 1979 el artista sería declarado «Hijo predilecto de su ciudad», de la mano de José Luis Lassaleta Cano, Alcalde de Alicante

gaston castello campo ciudadEn los ultimos años de su vida siguió pintando, pero obras de mnor tamaño

WEB: http://www.alicantevivo.org/2007/06/gastn-castell-bravo-slo-un-pintor.html
Vida y obra de Gastón Castelló
Gastón Castello Bravo
Alicante Vivo: GASTÓN CASTELLÓ BRAVO: ¿SÓLO UN PINTOR?
Alicante Vivo: LA PROVINCIA SEGÚN GASTÓN CASTELLÓ
CAM cede Diputación obras Gastón Castelló expuestas Mubag
Gastón Castelló (José Ramón Giner)

Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en enero 11, 2012 en C, gaston castelló, PINTORES ALICANTINOS

 

Una respuesta a “CASTELLÓ BRAVO, Gastón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
LUCES Y SOMBRAS

HOMENAJE A JOSEFINA MANRESA Y A TODAS LAS MUJERES OLVIDADAS Y REPRESALIADAS DEL FRANQUISMO

MAYO NEGRO 2015

Dirigidas por Mariano Sanchez Soler y F. J. Ortiz, XI jornadas literarias y cinematográficas abiertas a todas las personas interesadas.

pintores alicantinos

Just another WordPress.com site

Xaramita's Weblog

Just another WordPress.com weblog

LUCES Y SOMBRAS

HOMENAJE A JOSEFINA MANRESA Y A TODAS LAS MUJERES OLVIDADAS Y REPRESALIADAS DEL FRANQUISMO

MAYO NEGRO 2015

Dirigidas por Mariano Sanchez Soler y F. J. Ortiz, XI jornadas literarias y cinematográficas abiertas a todas las personas interesadas.

pintores alicantinos

Just another WordPress.com site

Xaramita's Weblog

Just another WordPress.com weblog

LUCES Y SOMBRAS

HOMENAJE A JOSEFINA MANRESA Y A TODAS LAS MUJERES OLVIDADAS Y REPRESALIADAS DEL FRANQUISMO

MAYO NEGRO 2015

Dirigidas por Mariano Sanchez Soler y F. J. Ortiz, XI jornadas literarias y cinematográficas abiertas a todas las personas interesadas.

pintores alicantinos

Just another WordPress.com site

Xaramita's Weblog

Just another WordPress.com weblog

A %d blogueros les gusta esto: